Noticias

HUESCA 1-3 CÓRDOBA. Consagración

Un Córdoba CF en franca mejoría se impone con claridad a la SD Huesca. Vico, con dos goles, se consagra tras su enorme duelo.

Decía un gran amigo y aficionado a los toros que “uno no es torero hasta que no mata un toro en Las Ventas”. Aunque El Alcoraz nunca podría ser comparado con el coso madrileño, las tierras aragonesas han dejado un pasaje inolvidable para un jugador al que difícilmente se le podrán olvidar estos últimos días. Tras su excepcional encuentro copero ante el FC Barcelona, Don Federico Vico Villegas, al margen de sus dos goles, se ha consagrado como jugador importante, de esos llamados a ser determinante en el devenir de una competición en la que los ribereños todavía tienen mucho que decir. Por lo pronto, hoy dormirán a las puertas del play off de ascenso, confirmando la excepcional imagen ofrecida ante los culés. Ahora toca pensar en el último envite del año, el Recreativo de Huelva. Terminar el 2012 con 29 puntos no estaría nada mal. Vico, tras abandonar su posición en banda, parece haber encontrado su sitio como segundo delantero, puesto, en el que con libertad de movimientos, se desenvuelve como pez en el agua, dando pinceladas a borbotones de su magia, imaginación y fantasía. Canalla con un descaro impropio de 18 añitos. Un rebelde sin causa que ha disparado su valoración en el mercado. Eso, quizá, es lo que más miedo me da.

Con el atracón copero aun en plena digestión, el principal temor de muchos cordobesistas era comprobar con que Córdoba CF se iban a encontrar en El Alcoraz. ¿El Córdoba timorato que pudimos ver ante Hércules o Sporting? ¿El enérgico y descarado ante el FC Barcelona? He ahí el dilema. Con alguna que otra novedad en el once –Cristian y Patiño sustituyeron a Fernández y al sancionado Rennella, respectivamente- muy pronto empezaron a despejarse incógnitas. La SD Huesca, tras la destitución de Antonio Calderón, se aferraba al efecto “Royo” para abandonar las posiciones de descenso. Para ello recuperaba a Camacho, zurdo de calidad reconvertido a lateral. David Vázquez y Pérez no llegaron, finalmente, al duelo.

El terreno de juego, encharcado y rápido en muchas de sus zonas, dejó a las claras desde el pitido inicial que podría ser determinante. El fuerte aguacero caído sobre la capital oscense en las horas previas al encuentro fue demasiado castigo para un estadio más cercano a la Tercera que al fútbol profesional. Las condiciones en las que trabajaron algunos compañeros así lo corrobora.

Si hubo un equipo que quiso jugar al fútbol en El Alcoraz ese fue el Córdoba CF. Los compases iniciales auguraban una tarde llamada al éxito, si bien en esto del fútbol la lógica no suma puntos. La racionalidad y este club nunca han ido de la mano por lo que los goles, aquellos que te encumbran o te condenan, se hacía imperiosos. Caballero, en una acción en la que se reclamó penalti, inició con su internada en el área un zafarrancho de combate sobre la meta de Luis García. Tras la acción del madrileño fue Fede Vico, el mejor de los califales, el que sorprendió al meta local con un potente chut lejano que se estrelló en el travesaño. Parecía solo cuestión de minutos el tanto de los de Berges, pero en esas, mazazo. Un saque de esquina botado por Camacho permitió a Diogo fusilar a Alberto García desde la frontal del área pequeña. El uruguayo, en colaboración con Tariq, adelantó a los azulgranas en una acción incomprensible. La falta de contundencia en el despeje de los jugadores blanquiverdes, inadmisible, máxime cuando este año los errores defensivos puntuales se están traduciendo en una fuga de puntos alarmante. Aun condenando el error, y siendo justos, el Córdoba CF no merecía ir por debajo en el marcador.

Pese al tanto, los ribereños no cejaron en su empeño, encontrando justa recompensa a sus méritos pocos minutos después. Pedro, otro de los destacados en los primeros 45 minutos, sacó de la chistera un gran zurdazo desde la frontal, reestableciendo de nuevo la igualada. Todo volvía a empezar. Solo quedaba esperar que se hubiera aprendido de los errores.

El tramo final de la primera mitad dejó al mejor Córdoba CF hasta momento. Posesión, toque, verticalidad, entrada por ambas bandas… Eso sí, faltó el gol. Pedro, con un cabezazo en el segundo palo, a punto estuvo de anotar el segundo de su cuenta particular. El gran centro de Fuentes merecía tal premio. Patiño, en las postrimerías, gozó de la última ocasión de un primer acto en el que se vio a un buen Córdoba CF, ahora bien, lastrado por una pésima acción puntual. En lo positivo, la posesión, en torno al 71%.

Tras el descanso, la SD Huesca se estiró algo más sobre el verde, si bien la dinámica negativa de los del Alto Aragón pesaba como una losa. Ello privó de versatilidad a los de Royo, atenazados y encogidos a lo largo de todo el duelo. Berges, tras la más que segura reprimenda en el vestuario, apretó las clavijas de un bloque que no perdió la concentración en un solo pasaje del segundo acto. Si a todo eso le sumas la efectividad mostrada de cara a marco contrario, el resultado no puede ser más letal. Una jugada aparentemente sin peligro fue la antesala del segundo gol blanquiverde. Pedro, tras recibir cómodamente un saque de banda de Cristian, ganó la partida al recién incorporado Llamas, fabricándose una genial asistencia desde línea de fondo para que Fede Vico, rápido en el segundo palo, fusilara con la zurda a Luis García. Se había hecho lo más difícil, voltear el luminoso ante un rival que, prácticamente, acababa de hundir la rodilla.

Poco después, y para disipar cualquier tipo de dudas, la sentencia. Quién si no: Fede Vico. El canterano, en un prodigioso disparo, hizo el tercero, segundo de su cuenta particular, merced a un gran zapatazo con la siniestra. Perfecta jugada blanquiverde, de banda a banda, y con un broche espectacular. El Alcoraz, por segundo año consecutivo, iba a presenciar una victoria cordobesista. Silencio en un graderío semidesierto y sombrío, únicamente animado por el centenar de seguidores andaluces presentes en Fondo Sur. Precisamente en ese fondo, Dani, con su tanto desde los once metros, llevó al Córdoba CF a 2ª hace ya casi seis años. También en esa portería Patiño hizo el gol del triunfo la pasada campaña. ¿Casualidades? En esto del fútbol todo cabe.

Los últimos minutos, aquellos llamados de la basura, sobraron. El juego se endureció algo, siendo el propio Vico centro de muchas de las tarrascadas. La más fea, una doble coz –no tiene otro nombre- del curtido Luis Helguera. La impotencia del central toda la tarde fue bárbara. Incluso, con un Carlos Caballero espectacular, los de Berges pudieron ampliar diferencias de haber estado algo más acertados. No hubo más goles. El triunfo coloca a los cordobeses con 26 puntos, octavos clasificados y a las puertas del play off de ascenso, el cual puede alcanzarse dentro de una semana en el Nuevo Arcángel. Se cierra pues de la mejor manera una semana intensa en lo deportivo e ilusionante en cuanto a imagen y resultados.

SD Huesca 1 – Córdoba CF 3
SD Huesca
: Luis García, Diogo, Rivas, Helguera, Camacho, Carlos Lázaro, David López, Núñez (Jokin, 63’), Jorge (Llamas, 53’), Marc Martínez (Novo, 46’) y Tariq.
Córdoba CF: Alberto García, Cristian, Alberto Aguilar, Kiko Olivas, Fuentes (López Silva, 57’), Pedro (Fernández, 86’), López Garai, Caballero, Dubarbier, Fede Vico y Patiño (Abel, 81’).
Árbitro: Medié Jiménez (C. Catalán). Amonestó a los locales Diogo, Novo y Rivas.
Goles: 1-0 Diogo (23’) 1-1 Pedro (31’) 1-2 Fede Vico (56’) 1-3 Fede Vico (63’)
Incidencias: Encuentro correspondiente a la 18ª jornada de la Liga Adelante disputado en El Alcoraz ante 3.000 espectadores, aproximadamente, entre los que se encontraban un centenar de seguidores blanquiverdes.
FUENTE: MINUTO90.COM

You may also like

More in:Noticias

Opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 %