Noticias

Córdoba CF| 1-0. Subidón de autoestima

Patiño, con un gol en el descuento, hace justicia ante el Castilla

Subidón de autoestima en toda regla. Las buenas sensaciones desprendidas en Almería, unidas al pase copero en Sabadell y el triunfo ante el Real Madrid Castilla han provocado un enorme paso adelante en el sentir del cordobesismo. Cierto es que no se ha logrado absolutamente nada, pero la trayectoria del equipo invita al optimismo. La fortaleza en el Nuevo Arcángel sigue latente. Es hora, tal y como recalcaba Rafael Berges en sala de prensa, de marcarse un punto de partida y lograr esa ansiada primera victoria fuera de casa. ¿Habrá un antes y un después tras el duelo ante el filial madridista? Ojalá que sí. El hecho de ganar en el descuento, otro aspecto más para fortalecer esa imagen de sí mismo.
Rafael Berges, con un 4-4-2 sobre la hierba, trataría de dar continuidad a la victoria copera del pasado miércoles. La sanción de Fuentes, así como la lesión de Alberto Aguilar, obligó al técnico califal a recomponer algo su línea defensiva. Cristián actuó como lateral derecho, lo que provocó que Fernández recuperara protagonismo en el costado opuesto. Más adelante, López Garai y Abel Gómez tratarían de hacer jugar a los blanquiverdes, que contarían con Joselu y Enzo Rennella como estiletes ofensivos.
Alberto Toril, por su parte, pagó los platos rotos de la plaga de lesiones que asola al primer equipo madridista. Nacho, Jesús –guardameta suplente- y Morata permanecieron en la capital de España a las órdenes de Mourinho. Ello, unido a la baja por sanción de Fabinho, dejaban a la zaga del filial algo mermada. Derik Osede e Iván formaron una pareja de centrales inédita en el campeonato. Quini, cordobés y ex del Lucena, se hacía con el interior diestro blanco. Mientras, Jesé y Borja García actuarían como estiletes ofensivos.
 
El primer tramo de primera mitad fue trepidante. Ambos contendientes tiraron a dar desde el minuto uno, por lo que las ocasiones no tardaron en llegar. El primero en avisar, y de qué forma, fue El Real Madrid Castilla. Jesé, tras aprovecharse de un error defensivo, cruzó en exceso ante la salida de Alberto García. Casi a renglón seguido contestó el cuadro blanquiverde. El centro de Pedro desde banda derecha fue rematado, en difícil posición por Joselu. En la siguiente jugada sería Pedro quien lo intentara tras un buen centro de Dubarbier. El argentino, por cierto, cuajó otro gran encuentro.
Rebasado el cuarto de hora de juego, tiempo para la polémica. Abel, en el lanzamiento de una falta lateral, atinó con la meta de Mejías. El vasco De Burgos Bengoetxea anuló el tanto, además de por el carácter indirecto de la misma, por la intención de cabecear de Kiko Olivas y Rennella, ambos en posición antirreglamentaria. Esto, pese a todo, espoleó a los de Berges, los cuales desplegaron a raíz de ahí su mejor juego, eso sí, sin fruto en cuanto al marcador se refiere.
No había tregua. Las idas y venidas se sucedían, aspecto que agradeció el espectador. El juego ofensivo de los madridistas era puro veneno, pura dinamita. Las bandas, con Cheryshev y Quini, así como los destellos de Jesé, motivo suficiente para extremar las precauciones defensivas. Borja García estuvo más gris de lo habitual, al menos en este primer tiempo.
El Córdoba CF, en muy buena línea los primeros 45 minutos, lo seguía intentando. La profundidad, pilar fundamental ofensivamente hablando, existía por ambas bandas. Pedro y Dubarbier rayaron a gran altura, entre otros muchos motivos por los desdobles de sus laterales, sobre todo lo que a Fernández se refiere. El de Fátima cuajó un gran encuentro, apenas notando la inactividad de estas últimas jornadas. Cristián, renqueante desde los compases iniciales de partido, bastante tuvo con aguantar el tipo en defensa. Jesé, entretanto, seguía a lo suyo, y eso no era otra cosa que jugar al fútbol. En otro vertiginoso eslalon se plantó en la frontal del área cordobesista tras driblar a cuantos rivales le salían a su paso. Su disparo con la diestra, por suerte, salió alto. Abel Gómez, en un saque directo de córner, a punto estuvo de lograr un gol olímpico antes del descanso. Mejías, en el segundo palo, disipó el peligro. Sin tiempo prácticamente para más, el descanso llegó.
Empeñados en crear afición, el segundo acto comenzó con el mismo brío que el primero. Cual púgiles de boxeo se trataran, los golpes entre uno y otro, por el momento, iban al aire. Cheryshev y Enzo Rennella –al delantero franco-italiano le faltó algo de frescura en su carrera- avisaron antes de que se cumpliera el diez de la reanudación, momento en el cual Berges movió ficha. Fede Vico sustituyó a Cristian, con molestias, lo que provocó que Dubarbier retornara al lateral zurdo, liberando a Fernández a su costado habitual, el derecho.
El cambio, sinceramente, mermó algo el potencial ofensivo del Córdoba CF, quien vio como su rival se agazapaba en su propio terreno de juego esperando una oportunidad a la contra. Patiño, al borde del ecuador de este segundo periodo, sustituyó a Enzo Rennella, batallador pero con muy pocas opciones a lo largo de toda la tarde. Precisamente el madrileño gozaría de la mejor ocasión hasta el momento, pero su disparo, solo ante Mejías, se estrelló en el travesaño. Corría el 74 de juego.
De ahí al final, más corazón que cabeza. Los cambios y las continúas interrupciones dejaron sin mucho ritmo los minutos finales. Casado, en otra contra provocada por una pérdida de balón, rozó el tanto para el filial. También estuvo cerca Joselu, quien no acertó a dirigir con la testa un medido centro de Dubarbier desde banda izquierda. Entre ambas acciones, Borja García se llevó la ovación del respetable. El madrileño, con algún que otro problema físico, provocó una de las últimas ovaciones de la tarde. Una de las últimas ya que Fernández levantó al respetable merced a un gran disparo lejano que se fue a la madera.
El último alarido, ya en el descuento, fue el más estruendoso. Patiño, en la prolongación, desató la locura de casi las 12.000 almas que asistieron al Nuevo Arcángel al anotar el único tanto de la tarde. El madrileño, atento en el segundo palo, cazó un balón suelto tras un saque de esquina botado por Dubarbier. Enorme el estruendo de la grada, el cual ponía fin a un encuentro trepidante que ganó, simplemente, el que más expuso sobre la hierba.
Córdoba CF 1 – Real Madrid Castilla 0
Córdoba CF: Alberto García, Cristian (Fede Vico, m.55), Gaspar, Kiko, Fernández, Pedro, López Garai, Abel (Caballero, m.74), Dubarbier, Joselu y Rennella (Patiño, m.65)
Real Madrid Castilla: Mejías, Juanfran, Derik, Casado, Mosquera, Alex Fernández, Quini (Lucas Vázquez, m.67), Jesé, Denis Cheryshev (Óscar Plano, m.76) y Borja García (Jota, m.84)
Árbitro: De Burgos Bengoetxea (C. Vasco). Amonestó a los blanquiverdes Kiko Olivas, Dubarbier y Pedro, así como a los madridistas Quini, Iván y Lucas Vázquez
Goles: 1-0 Patiño (m.91)
Incidencias: Encuentro correspondiente a la 10ª jornada de la Liga Adelante disputado en el Estadio Nuevo Arcángel ante 11.369 espectadores.

You may also like

More in:Noticias

Opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 %